sábado, 22 de abril de 2017

Vaya tostón más enorme: Villaviciosa de al lado

Quien no haya soñado alguna vez con que le tocaba la lotería que levante la mano. Todos hemos jugado a imaginar lo que haríamos si nos convirtiésemos en millonarios de la noche a la mañana: cambiar nuestro modesto utilitario por un descapotable de lujo, dejar nuestro tercero sin ascensor por un chalet con piscina y pista de pádel... o, simplemente, la satisfacción de hacerle al jefe un sonoro corte de mangas.

Pero ¿Qué pasaría se si cumpliese ese sueño? ¿Que pasaría si te tocase la lotería, encontrases la solución a todos tus problemas, pero no pudieras cobrar el premio porque al hacerlo todo el mundo descubriría tu afición a frecuentar sitios se señoritas "de moral distraída"?

Con una sinopsis tan llena de estereotipos ¿Qué esperar de la película?


A pesar de:

- Su tremendo y rotundo reparto: Carmen Machi, Leo Harlem, Carlos Santos, Belen Cuesta, Arturo Valls, Macarena García,, Jorge Asín, Carmen Ruíz, Yolanda Ramos....

- Estar basado en un hecho real.

- De que habrían buenas intenciones.

La película en mi humilde opinión y espero no ofender a nadie, no es más que una sarta de chistes rancios y vulgares que provocan más vergüenza ajena que risa, una caricatura de una casposa sociedad que aunque la puedo reconocer como nuestra en determinados aspectos no deja de estar llena de estereotipos y vulgaridades.

Aunque la mejor Machi, la graciosa y espontánea brilla y la sonrisa fiel y ojos brillantes de Macarena García lo intentan la historia ni me llegó, ni me gustó, ni me agradó.


Solo hay personajes que se asemejan a parecerse a alguien que nos suene, pero con poco respeto, porque yo sigo creyendo (ingenua de mi) que ni todos los polític@s son corruptos, que ni toda la gente de izquierdas son superiores, y sobre todo que las prostitutas por elección libre sin presiones (porque si lo fueran estaríamos hablando de trata de seres humanos), no tienen "la moral distraída", porque con perdón de la palabra la moral y la decencia no se encuentra en este caso en el coño.

Lo siento porque hay películas de Nacho García Velilla que me han hecho disfrutar mucho pero esta no es una de ellas.

¿Os la recomendaría? Pues creo que para gustos colores, si la veis por favor darme vuestra opinión.

Mala película para empezar un fin de semana totalmente primaveral, pero como diría el título de una película que me encanta hay "días de vino y rosas", de claros-oscuros, de grises...

Disfrutar del sábado, yo por lo menos lo estoy terminando con un sabor de boca buenísimo y es que esta tarde-noche he disfrutado de mi primer regalo del pasado cumple, una obra de teatro que os comentaré el jueves pero que os puedo resumir como que las personas enjauladas sacan sus peores y mejores instintos.
Hasta mañana con más y no aseguró si mejor :) :) :) :) :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario