martes, 7 de junio de 2016

Yo visto, calzó, comó y soy gracias a una trabajadora del hogar, mi madre

Vaya semanita de post personales que llevó pero como diría mi madre que hoy es la protagonista del post de hoy: "a quién no le gusté que no mire y no lo lea", porque hay personas que mucho criticar con mensajes subliminales pero luego de ser valientes y dar la cara poco....

En el título del post de hoy pongo un frase que durante los últimos meses la uso mucho en mi trabajo y es que de verás rinconer@s yo he vestido, he calzado, he comido, como y soy gracias a una mujer que desde que soy bien pequeña ha trabajado en el sector doméstico: limpieza, cuidados a mayores, menores, limpieza de portales (limpiaba hasta el de la casa en la que vivíamos), limpieza de oficinas o consultas médicas... y con el único objetivo como el de cualquier madre, que a mi no me faltará de nada. Ha podido haber épocas en la que había cosas de las que carecíamos, pero nunca me ha faltado de comer, de vestir, de calzar, y sobre todo nunca me ha faltado amor, comprensión, cariño, valores... porque si algo me ha dado ella en esta vida ha sido moral, dignidad y unos valores que para bien en muchos casos y para otros para mal, me han hecho el ser humano que soy hoy en día.


En la foto que veis este pasado fin de semana mi madre recibió un diploma porque en este momento de su vida que anda sin trabajo, ha decidido hacer una formación de cuidados a mayores en Mensajeros de la Paz, que para más inri se la he dado yo, así que os podréis imaginar ya no solo lo orgullosa que estoy de ella sino la responsabilidad que ese curso me provocaba.

Siempre que comienzo curso nuevo la enorme responsabilidad me invade porque hay gente que confía en ti para poder mejorar su empleabilidad y porque no optar a un mejor puesto de trabajo. Pero que además de esa carga que por cierto me apasiona porque adoro mi trabajo, una de las personas que va sea tu madre, imaginaros!!!!!!

Yo siempre digo que el trabajo doméstico es como cualquier otro puesto que vayamos a desempeñar, tienes tus horarios, tu sueldo, tus días libres o no en caso de empleadoras/es sin vergüenzas.... tus tareas.... Entonces ¿Por qué el pleno junio del 2016 sigue tan mal valorado y mal mirado por muchas personas?

El mundo en el que vivimos y la vida que llevamos nos hace que gracias a la vida tanto hombres como mujeres tengamos que salir a trabajar para ganarnos la vida, lo que conlleva que las tareas de la casa ¿Alguien te las tendrá qué hacer? Si vives con una persona mayor ¿Alguien tendrá que estar a su cuidado? Si tienes hij@s y debes salir a trabajar ¿Alguien tendrá que quedarse con tus hij@s y preocuparse por ell@s? Entonces ¿Por qué sigue tan mal valorado?

Si hay gente trabajando en casas es porque se las necesita y minus valorar esta tarea me parece de idiotas, porque el trabajo de casa es de todo menos fácil, sino veamos nuestras generaciones anteriores o actuales que decidieron por decisión propia, compartida u obligatoria quedarse en casa y hacerse cargo de ella y de los miembros de su familia ¿Eso no era trabajo?

No estaría remunerado pero un trabajo era y con una carga física y emocional enorme. Yo que en mis rachas de desempleo me hacia cargo sola de las tareas de mi casa dado que mi chico trabaja todo el día y os prometo que acababa hastiada de estar todo el día haciendo cosas, porque parece que cuando terminas algo, vez una motita de polvo... y otra vez al lío.


El porque de este post es porque me siento muy orgullosa de mi madre y de su trabajo, porque seguro que si se hubiera dedicado a otra cosa no hubiera sido ni la misma vida ni seríamos las mismas personas y soy feliz porque ella es mi madre, y cada día me demuestra:

- Que la mejor receta para el dolor, el amor.

- Ser fiel a la forma de pensar y no dejar que nadie sea quien sea te haga sentirte inferior.

- A luchar por los sueños y celebrar los éxitos.

- Aprender de las derrotas y mirar que las provoco para no volver a repetir el mismo error.

- Que nada más sencillo para ser feliz que sonreír.

- Que nunca es tarde para volver a comenzar y buscar ser quien siempre has querido.

- Que para las caídas no hay mejor antídoto que volver a levantarse.

Y sobre todo que no hay nada mejor que esas manos curtidas del trabajo para cogerlas fuerte en momentos malos.

Gracias mama por todo lo que me han enseñado, por todo lo que me has dado, porque aun con malos momentos no los cambiaría porque eso es lo que nos ha hecho ser y actuar como somos. Te quiero

Para despedir este post creo que no hay mejor forma que el video que se lanzó desde Mensajeros de la paz en el mes de diciembre del año pasado que dice: "El trabajo dignifica a la persona" No hay trabajo indigno sino gente sin valores que hace sentir a los otr@s inferior. Video que fue obra e insistencia de un ser humano gigantesco, la Luci.

Mi madre es el perfecto reflejo de lo que se ve en este video, así que sin duda se lo dedicó a mi madre y a todas esas mujeres y hombres que se dedican al trabajo en el hogar. Un trabajo que ha conseguido que yo sea el ser humano que soy en la actualidad. Y desde este rincón quiero alzar mi voz y teclear mis dedos de que por fin se considere como cualquier otro trabajo y no sea reglado por un régimen especial que cuando el trabajo se acaba las deja sin derecho alguno.

video

Besos rinconer@s y hasta mañana :) :) :) :) :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario